viernes, 26 de junio de 2015

Capítulo 15: El día en que todo lo que aprendimos se volvió inútil

Otra mañana más en la escuela Mukami, un miércoles algo frío, de esos en los que nadie quiere salir de la cama por toda la mañana. Adivinen a quiénes les toca levantarse a las seis de la mañana hoy.
-¡Buenos días, mis amores~! –gritó un extraño despertador de nombre Yuuma.
-Buenas noches... –respondió Ryuka, al que ni siquiera podía vérsele su cabello horrorosamente despeinado ya que se había cubierto con las sábanas.
-Amores míos~ El sol aun no sale y... ¡ESTOY MÁS QUÉ FELIZ POR ESO~~~~!
-Levántense de una vez, hoy tenemos clase de historia –saludó Akira detrás de ella.
-¿Historia? Eso es aburrido... –se quejó Ryuka.
-Tú dices que todo es aburrido... -respondió Kaneki, luchando para levantarse.
-¡Hoy viene una de mis personas favoritas en el mundo~~~~! –exclamó Yuuma aún más alegre.
-No me importa... solo tráeme otra manta más...
-¡Ryu-chan~~~ es una maestra~~~!
-Ajá... –Ryuka solo se metió más dentro de su cama.
-Tiene pechos grandes~~~~
-¿¿Qué?? ¿¿Cómo?? ¿¿Cuándo?? ¿¿Dónde?? –respondió Ryuka, prácticamente saltando de la cama y queriendo vestirse lo más rápido posible.
-La no vida es bella~~~~~~~~
-¿Por qué está tan alegre, Yuuma-sama...?
-Ya lo dije~
-Tranquilo, Kimiharu-san, es imposible que algo la perturbe...
-¡Oppai! ¡Oppai! ¡Oppai! –canturreaba Ryuka ya despierto.
-¡Los oppai son vida~~~~~~~! –secundó Yuuma bailando por la habitación.
-No entiendo nada... ni quiero entender... –Kaneki se despertó completamente y tomó su ropa para cambiarse en el baño.
-¡Qué bello es todo~~~~~!
-Qué perturbador...
-No pienses mucho en ello y todo saldrá bien... –intentó calmarlo Akira-. Los esperaremos en el salón de historia.
-¡Sí~~~! ¡Hay que ir a mostrarle a todos la belleza de la vida~~~!
"Muy perturbador...", pensó Kaneki, siguiendo a ambas junto con Ryuka.
-¡Buenos días a todas~~~~! –saludó Yuuma a la poca gente que había en el pasillo.
"¿Ya dije que es perturbador? Porque lo es. Mucho."
-¡Qué bella es la vida! ¡Hola, pajarito en la rama! ¡Hola, araña que está devorando una mosca~~~!
-Uhm, Yuu, ya llegamos al salón –dijo Akira.
-¿Ah~? ¡Bien~! ¡Cariño-kun, Dulce de miel-chan~ Les quiero presentar a alguien~~~~!
-¿A la tipa de tetas grandes? –preguntó ansioso.
-Sí~~~~~~
-Quiero verla ya...
-Buenos días, estimados estudiantes~ -saludó alguien detrás de ellos.
-¿Quién es? –Ryuka se dio la vuelta y se encontró con una mujer fisicamente igual a Yuuma, salvo que esta tenía el cabello rosado.
-¡Ahí estás! –gritó Yuuma.
-... –Ryuka se quedó mirándola por un rato-. ¿Yuuma, te teñiste el cabello?
-¿Ara? Fufufufufufufufu~~~~~~ Yo no soy mi linda nieta~~~~~
-Espere... –preguntó Kaneki, aún más confundido-. ¿Usted es...?
-Sí~~~~~~~~~~~
-Oh...
-Chicos, ella es Nanami, mi queridísima abuela~~~~~~~~~
-...¡¿Kheeeeeeeeeee? –preguntó Ryuka impaktadamente.
-Nanami-san, hace tiempo no la veía –la saludó Akira.
-Yo tampoco, linda Akira-chan~~~~
-¡¿ESA TIPA ES TU ABUELA?!
-Sí~~~~~
-¡¡PERO SI PARECE QUE TIENE 20!! –gritó Ryuka, mirando fijamente dos cosas de Nanami.
-19, linda niña-chan~~~~
-¡¿Niña?! ¡YO NO SOY U----
-Cállate -susurró Kaneki antes de pisarlo.
-Ya sé que eres chico, pero serías una chica muy linda~~~~~ -dijo Nanami dulcemente.
-¡¿Por qué todos me dicen eso?! ¡¡No soy una chica linda!! ¡¡Tengo pelos en el pecho!! ¡¿Necesitan verlos?!
-No gracias, no deseo arrancar mis bellos ojos~~~~~~
-La campana tocó hace rato... –intentó distraerlos Kaneki-. Ubícate, Ryuka...
-Y tú debes ser Kane-chan, la merienda de mi linda nieta~~~~
-¿Merienda? Ah, claro...
-Sentados,  ahora~~~~ ¡Qué empiece la clase de historia!
-Al menos no voy a aburrirme... -sonrió Ryuka.
Nanami se sentó sobre el escritorio mientras esperaba a que las demás estudiantes llegaran. Una vez que todas estaban en el salón, aplaudió  y escribió su nombre en la pizarra.
-Soy Nanami Ikuto~~~ Llevémonos bien.
-¡ESA ES MI ABUE! -gritó Yuuma.
-Empecemos con lo fácil~~~ La historia de Los Estados Unidos de Nipon~~~~
-En un principio, este país era una monarquía absoluta conocida como el Reino Unido de Nipón...
Un rato más tarde...
-Luego de ganar la guerra contra Gran Brittannia, Los Estados Unidos de Nipon fue declarado el regidor supremo del mundo...El fin de lo básico~ ¿Alguna pregunta~?
Una alumna levantó la mano.
-Adelante~
-¿Por qué tenemos nueva profesora si el año comenzó hace tres meses?
-Porque el director quería ver más tetas. ¿Alguna otra?
Nadie dijo nada.
-Bien, la clase ha terminado, ya pueden salir~~
El grupo salió al pasillo y Ryuka no tardó en exclamar algo.
-¡YUUMA, ESTOY ENAMORADO DE TU ABUELA!
-Pues te ganaste el título de asaltatumbas por dos~
-¿Para qué diablos saltaría dentro de una tumba?
-Olvídalo~ Ahora... –Yuuma hizo una sonrisa "dulce-. Debemos seguir con el entrenamiento~
-¡¿Más?!
-Sí~~~~ -asintió-. La graduación~~~
-Técnica y básicamente hablando ya han sufrido todo lo que debieron sufrir para formar parte oficialmente de la Academia Femenina Mukami –agregó Akira.
-Entonces... emmm... ¡ME GRADUÉ!
-¿Ya no más? Al fin... –suspiró Kaneki aliviado.
-¡LO HICE, ZORRAS! ¡ME GRADUÉ!
-Son las señoritas perfectas del siglo XXI~
-No sé si tomar eso como un halago...
-¡AHÁ, AHÁ, ME GRADUÉ DE ALGO! ¡AL FIN ME GRADUÉ DE ALGO! ¡SABÍA QUE LO PODÍA HACER, MAMÁ!
-Esto no cuenta como una clase real, Bitch-chan.
-¡PERO LO HICE!
-Mejor lo dejamos ser feliz...
-Prefiero que se quede así y no moleste –acotó Akira.
-¡Soy el mejor! –repitió haciendo una especie de danza de la victoria ridícula.
-Les preparé algo para que disfruten del fin de su tortura. Esperen un rato –dijo Akira antes de irse del pasillo.
-~~~~Una deliciosa recompensa~~~~~
-¿Un pastel con forma de oppai?
-No~ Bitch-chan~
-Es solo esto -dijo Akira, ya de vuelta y llevando un pastel en una bandeja que tenía en sus manos-. Espero que les guste. Se lo merecen.
-F-fuera...impulso...de hambre... –intentó alejarse Ryuka.
 -Cómanlo, no es como si estuviera envenenado -insistió.
-Akira-chan~~~~ ¿Puedo comerlo yo~?
-Si quieres. Al menos déjale una porción a Kimiharu-san –agregó.
-¡Wiiiiiiiii~~~~~ Comida!
-¿Puedo? –preguntó Kaneki.
-Claro –asintió Akira-.Lo hice para ti...
-¿D-de verdad? –respondió sorprendido, y algo halagado.
-Sí...
 -Bueno, gracias -dijo, antes de tomar una porción-. Aunque no tenías por qué...
-N-no me des las gracias... –Akira solo apartó la mirada.
-¿Por qué no?
-Cállate y come.
-Uhm, bien... Está muy buena –acotó luego de comer su porción.
-Gracias...
-Akira-chan cocina dulces geniales~ Si se casara su esposo nunca pasaría hambre~ -dijo Yuuma después de comerse lo que quedaba.
-Cásate conmigo, lata de aluminio –dijo Ryuka con la boca llena de pastel.
-Muchísimas gracias pero no salgo con gente que no sabe la tabla del dos –respondió Akira cortante.
“Su esposo...”, pensó Kaneki.
-Uhm, Akira-san...
-¿Sí?
 -Akira-san, hay algo que he querido deci---
-¡Buenas noticias~~~! ¡Mukami es una escuela mixta a partir de ahora!
-¿Eh?
-Un momento, ¿qué hace la profesora Itou aquí? –preguntó Akira desconcertada.
-¡Habrá más chicos~ Muchos chicos~! ¡Y sexo~~~! ¡NO HE COGIDO EN UNA SEMANA! ¡CASI MORÍ!
-No necesita ser tan gráfica... -susurró Kaneki.
-Ikuto... –dijo Mariko, fulminando con la mirada a Yuuma, la cual estaba comiendo como si nada.
-¿Uhm? Oh, hola, profe.
-¿Qué haces aquí, maldita roba novios? –exigió Itou.
-Vengo a esta escuela. ¿A qué se refiere con roba novios? -preguntó, fingiendo su cara más inocente.
-¡ME QUIERES ROBAR A TSUKI! –exclamó, haciendo ademanes exagerados con sus manos.
 -Oh... Pero si Ikuto-sensei es mi hermano~
-¿K-khé...?
-¿Sucede algo?
-¡Y QUIERES CON ÉL SIENDO SU HERMANA! ¡ERES DESPRECIABLE!
-Yo no quiero salir con Ikuto-sensei...~
-¡NO QUIERES SALIR CON ÉL!  ¡QUIERES CASARTE CON ÉL!
-Eso menos...
-¡Jamás te creeré! Ahora, bitch, iré a ponerme ropa sexy.
-Como diga –Itou se dirigió a la salida, y Yuuma dejó de sonreír de repente-. Qué mujer de shit... ¿lo único que hace es gritar?
-Espera, espera, espera... ¡¿MUKAMI AHORA ES MIXTA?! –gritó Ryuka, con cara de desesperado-¡ME QUITARAN MI HAREEEEEEEEEEEEMMMM!
-¿El harem que no tienes?
-¡MI HERMOSO HAREEEEEEM!  ¡ESTO ES OBRA DE ANDRÉEEEEEEEEES!
-¿Si te doy el otro pastel que tengo te calmas? –preguntó Akira irritada.
-¡TE MALDIGO ANDRÉEEEEEEES!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario