martes, 28 de abril de 2015

Capítulo 9: La sangre es dulce, y más cuando viene de un ikemen

Unos días más tarde, ambos hermanos seguían durmiendo cómodamente, y sí, de nuevo la alarma más amable del mundo tuvo que hacer que salgan de la cama.
-Hoy toca literatura. Levántense.
-No quiero ir...los libros son aburridos-se quejó Ryuka cubriéndose hasta la cabeza con las sabanas.
-Buenos dias, Akira-san -saludó Kaneki frotándose un ojo somnoliento.10:40
-Buenos días-respondió, saliendo de la habitación. Ryuka siguió luchando contra el sueño mientras Kaneki buscaba su uniforme.
Unos minutos más tarde ya estaban fuera, pero la única que los esperó fue Akira.
-Buenos días-respondió, saliendo de la habitación. Ryuka siguió luchando contra el sueño mientras Kaneki buscaba su uniforme.
Unos minutos más tarde ya estaban fuera, pero la única que los esperó fue Akira.
-¿Y Yuuma?-preguntó  Ryuka aún medio dormido.  Akira lo miro confundido intentado asimilar lo que dijo entre balbuceos.
-Yuu no podrá ir a clases hoy. Está débil por su anemia-respondió, luego de lograr interpretar su frase.
-¿Qué es ane...lo que sea?-preguntó Ryuka como el tarado que es, Kaneki y Akira le dieron la mirada de "¿Estás bromeando,  cierto?".
-Ni siquiera sé para qué me molesto en explicártelo, sabiendo que lo olvidarás luego-dijo Akira cruzando los brazos-. ¿Al menos sabe los componentes de la sangre?
-No-contestó Kaneki-. Mira, la anemia es... Ryuka, ¿sabes lo que es un glóbulo rojo?
-Ehm, ¿sí?-dijo-. Es un... glóbulo... que es rojo...
-Bravo-acotó Akira aplaudiendo con sarcasmo.
-Soy un genio-se auto-alabó Ryuka.
-... ¿Al menos sabes que es el sarcasmo? -preguntó Akira a punto de sacar su laser para dispararle al imbécil que tenía enfrente.
-Emmm...el sarcasmo es...el sarcasmo...creo...
-Y el dinero es dinero-respondió Akira burlona.
-Mejor vayamos a clase...-intentó calmar a ambos Kaneki.
Ya en la clase...~
-¡HOY VAMOS A HABLAR DE "100 ALMAS DE GRAYSON"!-gritó la profesora.
Una chica de la clase levanto la mano para preguntar.
-Emmm... Sensei... ¿Qué no llevamos hablando de ese libro desde hace dos meses?
-Es que está entre los mejores libros de todos...junto con la saga de Atardecer, claro está-respondió la profesora.
-Esta profesora no me cae bien...-acotó Kaneki en voz baja.
-Piensas bien-respondió Akira-. No creo que esta clase deba llamarse literatura, de todos modos. Pero bueno, es una genial oportunidad para sacarse 10 sin tener que hacer nada durante todo el año.
-Un minuto... ¡IKUTO NO ESTA! ¡MUAJAJAJAJAJAJAJA! ¡SOY LA MÁS SEXY AQUÍ! - La profesora empezó a gritar incoherencias sobre que era la más sexy en todo el mundo y cuanto odiaba a Yuuma.
-No de nuevo...-acotó la androide apoyando su codo contra la mesa.
-¿Todos los profesores son así?
-Tenemos la mala suerte que dos de ellos sean de esta forma...
-Pffft, ¿ella sexy? Ni que haya salido de un galge-comentó Ryuka entre sueños.
-...Uhhh... Yuuma en un galge... erogalge... como University Days... Ah no... Ese es un otome... pero tiene mucho H...-Ryuka empezó a divagar sobre eroges causándole asco a Akira y Kaneki.
-Esta clase va a ser mucho más aburrida de lo que suele ser, hmph...-replicó Akira con disgusto.
-...emmm...Akira-san... ¿Por qué la profesora está haciendo una explicación tan gráfica sobre lo que dice el libro...? Es un poco...perturbador...-preguntó Kaneki mientras miraba a la profesora dibujar escenas del libro en la pizarra.
-Ya me pregunté lo mismo cuando comencé a venir aquí, hasta que descubrí que es mejor no meterme en la mente de Itou-sensei. Solo ignórala y todo estará bien-agregó, mientras hacía garabatos en una de sus hojas.
Al finalizar la eterna clase de "Literatura (erótica)", decidieron ir a ver a Yuuma a su cuarto. La encontraron aparentemente dormida usando  un camisón gigante.
-¿Por qué duerme con ropa de anciana?-preguntó Ryuka molesto por no poder ver chicas durmiendo en ropa interior.
-Nunca aprenderás, verdad...-dijo Akira, mientras Yuuma abría los ojos lentamente-. Buenos días, Yuu.
-Ngh... quiero seguir durmiendo...-balbuceó Yuuma-... pero tengo hambre...
-Pues come -dijo Ryuka mirando la colección de mangas yuri que había en el estante junto a la cama.
-Emmm...Yuuma-sama...si quiere le puedo traer comida...-sugirió Kaneki shockeado por ver la persona más "alegre" que había conocido tan... ¿tranquila?
-No es cosa de comida-respondió-. Necesito sangre...
-Iré a buscar algunas bolsas a la enfermería-dijo Akira dirigiéndose a la puerta.
-No...Sabes que si le pido algo a Onii-sama...-Yuuma se  cubrió con la manta hasta la cabeza- Y me gusta más la sangre fresca...
-¿Y de dónde sacarás sangre?- Preguntó Ryuka leyendo un manga hentai que saco de quién sabe dónde.
-Deja mi hentai...-lo retó Yuuma-. Hm... Kaneki-kun~-agregó, con una voz mucho más dulce y enérgica que la que había usado antes.
-¿Qué sucede?-preguntó Kaneki nervioso por el tono que  la vampiro uso.
-Kaneki-kun~ Mi lindo y adorable Kaneki~ Ven aquí~
-Ehm... ¿está bien...?-dijo, acercándose a ella aunque temiendo lo que sucedería. ¿Desde cuándo Yuuma era tan dulce con él?
La vampiro le hizo un pequeño gesto con la mano a Akira para que se fuera (y se llevara a Ryuka con ella).
-Bien~ Kaneki~ Mi lindo y delicioso Kaneki~ Quiero que hagas algo para mi~
"¿Delicioso?", pensó Kaneki.
-¿Y eso es...?
-Esto me huele a hentai-dijo Ryuka desde fuera de la habitación.
-Idiota-acotó Akira-. ¿Siempre tienes que pensar en H?
-Kaneki~ Te necesito~
"¡¿Qué?!"
-Por favor~ Solo...un poco~
"¡¿POR QUÉ DIABLOS ESTA TAN CERCA?!"
-Se oye el hentai...-repitió.
-Hmph, Yuu sólo está actuando-respondió disgustada. "Me está doliendo el estómago..."
-Eh... Yuuma-sama... espere... está muy cerca...ey... ¿Qué hace?...
"Adiós mundo cruel..."
-Kaneki-kun~ Solo un poco~ Te prometo que lo disfrutarás~
-¡¿Por qué carajos no soy yo?!-se preguntó Ryuka.
-Porque eres horrible-respondió Akira ladeando la cabeza. "¿Por qué se tardan tanto...?"
-Yuuma-sama...espere...esto...no está bien
-¿Por qué~? Yo quiero~ Tú quieres~ No le veo lo malo~
-Yo quiero...-repitió Ryuka.
-Hmph...-suspiró Akira, apoyándose contra la pared.
Se empezaron a escuchar gemidos y un ruido de succión.
-¡ES INJUSTO! ¡YO QUIERO SER ÉL! -gritó Ryuka mirando al cielo.
-Pues te aguantas-respondió Akira, con un peor humor del usual. "¿¡Por qué me está afectando tanto!?"
-¡NO ME AGUANTO! ¡VOY A ENTRAR!-gritó Ryuka antes de abrir la puerta de una patada.
Lo único que vio fue a Yuuma mordiendo el cuello de Kaneki, este último con su rostro completamente sonrojado y se podían observar algunas gotas de sangre saliendo de la boca de Yuuma.
-¿Qué...? Pero... hentai... y  gemidos...-Ryuka empezó a balbucear incoherencias... otra vez.
-¿Qué? Claro que no, solo tomé algo de sangre de Kaneki-kun~-respondió la vampiro lamiendo la sangre que quedó en sus labios.
-¿Y por qué diablos Kaneki estaba gimiendo?  Ryuka se estaba por ir a la "esquina emo".
-Por el efecto que tiene la mordida en el cuello, bastardo-agregó, sonriendo como siempre.
-Muérdeme a mí...
-Tu sangre es horrorosa, la de Kaneki-kun es deliciosa~
-Pero somos gemelos... se supone que deberia ser igual... creo...
-Fufufufufu, no sabes cómo es la sangre para los vampiros...
-... ¿A qué sabe la sangre de vampiro?
-No hablaba de eso.
-Lo sé, pero quiero saber a qué sabe...
-Te tendrás que quedar con la duda.
-¡NOOOOOOOOOO!-gritó Ryuka por enésima vez.
-¿Siempre tienes que ser tan dramático?
-Siempre se comporta así-respondió Kaneki, recuperado de su herida en el cuello.
-Bien, ya pueden irse-dijo Yuuma.
-Bien... Pero algún día averiguaré a que sabe la sangre de vampiro, lo juro- Y dicho ésto,  Ryuka se llevó arrastrando a Kaneki.
-Al fin...-se dijo a sí misma Akira, evidentemente de mal humor, quien tomó uno de sus libros y se acostó a leer.
-Akira-chan... ¿Estás molesta?-preguntó Yuuma preocupada por su amiga.
-¿Por qué preguntas?-dijo, sin quitar la mirada de su libro.
-Estas muy fría...
-¿Qué quieres decir con fría?
-...Olvídalo...-respondió Yuuma-A  no ser...
-¿Qué?-escupió.
-¡Estás celosa~!-chilló Yuuma más animada  de  la  cuenta.
-¿Celosa? ¿De qué estoy celosa?-preguntó Akira confundida.
-De Kaneki-kun  y yo~-respondió con voz cantarina.
-¿Por qué estaría celosa de eso?-preguntó, apartando la mirada.
-Te gusta~
-¿Por qué dices que me gusta?
-Lalalalala~ Porque sí~
-Te equivocas.
-Lalalala~ Shojo~

-Sabes que no.

sábado, 18 de abril de 2015

Capítulo 8: Comenzando las clases con profesores chiflados

A la mañana siguiente de lunes, Ryuka y Kaneki dormían plácidamente hasta que Akira entro a su cuarto a levantarlos de la manera más dulce que pudo.
-Despierten, bastardos. Tenemos clase de química.
-¿Qué…? Estaba soñando con oppai…-Ryuka  le lanzó la almohada a Akira y se cubrió la cabeza con la sabana.
-Buenos días,  Akira-san-saludó Kaneki mientras se paraba de la cama.
-Los voy a esperar afuera. Tienen 15 minutos-dijo Akira antes de salir de la habitación.
-Ryuka, levántate.  Yuuma-sama se enfadara si...-Kaneki fue interrumpido por su hermano.
-No quiero levantarme... soy feliz en el mundo de mis sueños... y sabes que no me gusta química...-se quejó Ryuka desde debajo de las sábanas.
-Mira, si tú no sales, yo no voy a ser el que pague por llegar tarde-replicó su hermano tomando su uniforme.
-Hm... La profesora podría ser una tipa sexy...-balbuceó entre sueños.
-Ahá…Pues le dejaras una mala impresión a esa "tipa sexy" si llegas tarde…
-¿Mala impresión?  Por favor, caerá rendida al ver lo sensual e increíble que soy…-Ryuka se levantó de la cama, pero se tropezó con las sábanas distendidas y se cayó de boca contra el piso.
“Castigo divino…” pensó Kaneki mientras entraba al baño a cambiarse. Ryuka se levantó y examinó la habitación con la mirada preguntándose donde había dejado su uniforme.
Unos minutos más tarde ya estaban fuera de su cuarto, y se encontraron con Akira y Yuuma en el pasillo. Por suerte, la segunda se veía completamente espabilada.
-¡Buenos días, mis bombones de azúcar! El entrenamiento de hoy va a ser más tarde, ya que es un día escolar. Aunque no nos extrañarán, ya que estaremos en las mismas clases~.
-Hoy tendremos práctica de química en el laboratorio-comentó la ginoide inmutable.
-Sí~ Solo sígannos-dijo Yuuma antes de indicarles que fueran hacia la derecha, detrás de ella.
Una vez que entraron al salón de clases  se sentaron y esperaron a que el profesor viniera.
-Simplemente genial… La profesora todavía no llega…-se quejó Ryuka.
-¿Profesora? Ryuka-kun, estás equivocado-Yuuma intentó aguantarse la risa.
-Genial… Apuesto que será un viejo aburrido…-Akira miró a Ryuka con desprecio y volvió a concentrarse en su lectura.
-¿Viejo aburrido? Fufufufufufufufu, no sabes de lo que estás hablando...-rio Yuuma, teniendo una expresión misteriosa.
-¿Entonces qué---Ryuka fue interrumpido por el sonido de la puerta abierta de golpe por un hombre algo joven, quien se veía muy tenso. Sus ojos rojos detrás de sus gafas gruesas parecían intranquilos.
-Buenos días a todas-dijo con una voz quebradiza-. Me han informado que ingresaron dos alumnas hace un par de días, así que me presentaré... Soy Shuu Onna, su profesor de química.
Ryuka se quedó mirándolo con desprecio.
“Maldición… Más competencia para ser el rey del harem… Primero el hermano loco de Yuuma y ahora éste tipo…”
-Muy bien…lo primero en la clase será… ¡INVESTIGAR EL CROMOSOMA Y!-gritó el profesor haciendo una pose dramática.
Una alumna levanto la mano y el profesor le dio su aprobación para hablar.
-Emmm… ¿Qué no tratamos ése tema ayer?- preguntó confundida.
-¡Eso no importa! ¡ES LA ÚNICA FORMA DE EVITAR QUÉ LAS MUJERES DOMINEN EL MUNDO!-volvió a exclamar.
-Pero todas aquí somos mujere--
-¡SILENCIO! ¡Las mujeres están por todas partes! Tengo dos madres y once hermanas, fui escolarizado en mi casa y casi no conozco ningún hombre, ¡si no las detenemos nosotros, nadie las va a detener!
-Otra vez sopa...-se dijo a sí misma Akira mientras miraba al techo.
-¿Siempre es así?-susurró por lo bajo Kaneki.
-Si te dijera cuántas veces hizo este discurso sobre feminazis, la conspiración feminista y el gobierno total del mundo, me quedo sin cifras-respondió.
-Ahora… ¡NECESITO HOMBRES PARA EMPEZAR A INVESTIGAR!
Kaneki hizo una mueca de preocupación al escuchar lo que dijo el profesor.
-Pero aquí no hay hombres…~-dijo Yuuma antes de darle un pisotón a Ryuka por debajo la mesa, éste se aguantó el grito más grande de su vida.
“Maldición… creo que me rompió la pierna…”
-Cierto, aquí no hay hombres-secundó Akira.
-Pues…emm… ¡HAGAN LO QUÉ QUIERAN MIENTRAS BUSCO UN HOMBRE!- dicho esto el profesor salió disparado por la puerta.
-¿No traerá a...?
-Lo hará. Ya lo ha hecho antes. No va a ser bonito.
-Eso no quiere decir que...
-Exacto.
-¿Ehm, de qué hablan?-preguntó Ryuka confundido ante las oraciones incompletas.
-El hermano psicópata de Yuuma-sama va a venir...
-¡REGRESÉ,  MUJERES!- gritó el profesor mientras abría la puerta de golpe con Tsukiyama detrás de él.
Al ver al doctor de la academia, la mayoría de las chicas soltaron suspiros.
-No quiero ser grosero… Pero esta es la onceava vez que me trae éste mes-se quejó Tsukiyama mientras limpiaba sus gafas (Lo que causó que las chicas volvieran a suspirar.)
-¡ES QUÉ NO LO ENTIENDE! ¡LAS MUJERES QUIEREN DOMINAR AL MUNDO! ¡LO NECESITO PARA MIS INVESTIGACIONES!-el profesor volvió a hacer una pose dramática.
-Ehm, ¿y exactamente cómo hará estas investigaciones?-preguntó.
-Claramente debemos analizar... ehm... esto...-balbuceó Onna mientras buscaba un papel en su escritorio-. Sí, el plan de estudios, aquí está... ¡Iremos al laboratorio a analizar trozos del cabello de Ikuto-sensei!
-Me va a dejar calvo si le darás mi cabello a todas...-suspiró Tsukiyama.
-Está bien. ¡Pónganse en parejas! ¡Al laboratorio!-exclamó antes de dirigirse a la puerta.
Ya en el laboratorio…
-¿Es necesario que sea mi cabello?-preguntó Tsukiyama mientras se sentaba en una silla al azar.
-Emmm… ¿no?-el profesor siguió en lo suyo (Lo cual era buscar las tijeras que había perdido…)
-Use el suyo, su cabello es bastante largo…--
-¡NO!- gritó una alumna al azar-¡NECESITAMOS SU HERMOSO CABELLO PARA FANGIRLE… EL EXPERIMENTO!
-¿En serio…?-Kaneki se quedó atónito con las reacciones de las chicas.
-Ni me lo digas-dijo Akira mientras se sentaba junto a él.
-¿Vamos a trabajar juntos?-preguntó Kaneki.
-Tenemos que hacerlo, de otra forma el profesor se dará cuenta que ustedes dos son... mejor no lo menciono. El profesor se alteraría más de lo que está... Yuu va a trabajar con tu hermano. ¿Hay algún problema?-replicó Akira.
-Para nada, está bien-respondió, haciendo a un lado su cuaderno de apuntes.
-Bien. También vengo para evitar que incendies el laboratorio...-agregó.
-¿Incendiarlo? No creo poder hacer eso, siempre fui muy bueno en ésta materia…
-Ahá…Vas a tener que demostrarlo.
-Claro, si tú insistes…
-Vaya. Pensé que responderías alguna idiotez como tu hermano-contestó Akira incrédula.
-Si piensas que mi personalidad se parece a la suya, me temo que estás equivocada. A veces me cuesta soportarlo...-admitió.
-Ah... Pensé que ustedes dos eran iguales, por eso habían venido aquí para lo mismo. No me gustan las personas como ustedes.
-Entonces... ¿Por qué eres amiga de Yuuma-sama?-preguntó Kaneki.
-¿A qué viene esa pregunta?
-Emmm... Ella es... un poco...-Kaneki dudó.
-¿Un poco qué?
-Depravada...
-Ah, ¿sobre eso? Es algo... complejo de explicar. No tengo por qué hablar sobre eso-respondió Akira cortante.
-Bien... vamos a empezar.
-Como quieras. Aunque me alegro de no tener que tratar con una pareja de idiotas.
-Un minuto… Sensei todavía no encuentra las tijeras-dijo Kaneki mirando al profesor (El cual intentaba cortar el cabello de Tsukiyama con una cuchara).
-¿En serio? ¿Una cuchara…?-Akira se río por lo bajo.
-Tienes una risa  preciosa…-le Kaneki dijo sonriente.
-¿Qué…?-susurró Akira atónita.
-Aunque te ríes muy poco-agregó-. Sería lindo que sonrieras un poco más.
-Por favor cállate-respondió Akira girando su rostro hacia el lado contrario.
-No necesitas ser tan hostil.
-Tengo mis razones-replicó la androide.
-Está bien, no quería molestarte-Kaneki sacó un libro de su mochila y empezó a leer tranquilamente.
-¿Te gusta leer?-preguntó Akira aburrida.
-Bastante. Además, este libro lo escribió mi madre.
-Tu madre, ¿eh? ¿Qué clase de libros escribe?
-Suele escribir romance, es una escritora bastante famosa-respondió Kaneki-. Kurumi Kimiharu. ¿No la conoces?
-... Ku… Ku… Kurumi… yo… ahh… La gran Kurumi… yo… yo…-Akira se cubrió la boca intentando contener un grito de fangirl.
-¡Akira-san! ¿Estás bien?
-Yo… sí... yo… Autógrafo… Madre… tu… pedir… <Error 428 Cerebro.exe dejo de funcionar…Preparando reinicio del sistema…>
-... Ehm, supongo que quieres que le pida un autógrafo a mi madre, ¿verdad...?-preguntó confundido, mientras Akira volvía a abrir los ojos.
-Sí...-dijo, recuperándose de su pantallazo azul-. Si no es mucha molestia...
-Para nada-le sonrió Kaneki.
Mientras tanto, en la otra punta del laboratorio.
-¡¿CÓMO DIABLOS INCENDIAS AGUA?!-le gritó Yuuma a Ryuka antes de salir corriendo del laboratorio.
-¡CORRAN POR SUS VIDAS!-gritó el profesor antes de salir corriendo detrás de Yuuma.
-¿Qué cara...?-Akira salió disparada por la puerta junto a Kaneki.
-¡¿...En serio incendiaste agua, Kimiharu?!-preguntó Akira.
-Estaba aburrido, así que me puse a jugar con los químicos y---
-Terminaste incendiando el laboratorio, pequeño bastardo-lo interrumpió Yuuma-. En serio...
-Perdón,  a diferencia de ti, señorita "Soy una genio…blablabla…" yo me aburro.
-Yo también, pero no por eso me pongo a desafiar las leyes de la física-replicó.
-Yuu, tranquilízate...-intentó calmarla Akira-. Tenemos que ir a la próxima clase-se giró hacia Kaneki-. Sígueme, Kimiharu... san.

sábado, 11 de abril de 2015

Capítulo 7: Lidiando con el cabello de Ryuka. Si a esa cosa se le puede llamar cabello.

Finalmente terminó el desayuno, para buena o mala suerte de los gemelos, ya que si bien las fujoshi estaban demasiado concentradas shipeándolos y dibujando un doujin, en unos minutos estarían sufriendo el "entrenamiento" de Yuuma.
Bueno… ya es hora, amorcitos—dijo Yuuma antes de empezar  a arrastrarlos directo la habitación que compartía con Akira, la cual lo seguía de cerca.
Hey, ni siquiera terminamos de desayunar… ¿No es un poco temprano para que nos tortu…— Ryuka fue interrumpido por su hermano quien le había tapado la boca con la mano.
Ryuka…recuerda lo que dijo Akira-san…—Kaneki le dio una mirada asesina a su hermano para que se callará y pudieran salvar sus vidas, viva la ironía.
-Bien-comentó Akira cuando habían llegado al cuarto-. El tema de hoy será arreglar su cabello.
-¿Nuestro cabello? ¿Qué tiene de malo MI cabello?-preguntó Ryuka, con expresión sorprendida-. El de Kaneki puede ser que no sea genial, pero el mío---
-Ni siquiera cuenta como cabello-respondió la androide sin inmutarse-. Es obvio.
¡¿Qué?!— Ryuka hizo un gesto demostrando lo ofendido que estaba—Mi cabello es HERMOSO. Mucho más que el tuyo.
Fufufufufu…  ¿Hace cuánto que no te miras al espejo? -preguntó Yuuma sonriendo más de  lo normal (Si es que es posible).
Emmm… yo…emmm…  hace ...un triángulo con una pierna... años, creo...-titubeó Ryuka.
-Suficiente como para que yo, la gran Yuuma-sama, me encargue de hacer que quede completamente suave y nuevo~-respondió-. Akira-chan, por favor tráeme un par de palanganas de la cocina, y algo de champú de nuestro baño.
-¡No te atrevas a tocar mi hermoso cabello!-exclamó Ryuka.
-Ya es tarde-sonrió Yuuma mientras colocaba una toalla sacada de quién sabe dónde y la colocaba en el cuello de Ryuka-. No dolerá, lo prometo.
-¡Mi cabello no! ¡Todo salvo mi cabello!-seguía gritando Ryuka, hasta que fue interrumpido por la llegada de Akira.
-Todo listo, Yuu-dijo con su expresión impasible usual.
-¡Genial! Encárgate del cabello de Kaneki-kun, esta cosa de la cabeza de Ryuka-kun me llevará su tiempo-dijo Yuuma, mientras tomaba una palangana e iba a llenarla con agua. Kaneki solo se quedó parado-. ¿También necesitas que te obligue a sentarte, Kaneki-kun?
-Ehm, no hace falta, gracias-respondió. “Al menos no es TAN duro”, pensó,” por lo menos para mí. Pobre Ryuka...”
-Te deseo suerte, Yuu-dijo Akira a la vampiresa, quien ya había puesto agua en ambos recipientes.
 Unos lavados, enjuagados, cepillados y lucha contra los cabellos  más tarde…
¿Eso es... el cadáver de una araña? -preguntó Yuuma perpleja.
Creo que sí…—respondió Akira.
...Akira-chan…trae las tijeras…esto tardará un buen rato…—Yuuma volvió a su tarea de intentar que el cabello de Ryuka no parezca vómito de cabra sobre el cadáver de una rata muerta. Y eso no era exagerar en absoluto.
—¡Dolió! —se quejó Ryuka cuando sacaron la araña de su cabeza.
No me culpes,  bastardo, esa pobre araña murió porque tu horrible cabello la mató—respondió Yuuma luchando con un nudo en el pelo de Ryuka.
-¿Al menos sabes lavarte el cabello?-preguntó Akira mientras volvía a la tarea de peinar el cabello de Kaneki .
-¿La...qué?
-Creo que deberíamos conseguir más acondicionador-dijo Yuuma aplicando una generosa cantidad sobre el nudo que seguía sin ceder-. O... podríamos cortarlo de raíz-agregó con una sonrisa malévola
Cortar…¡Espera…! ¡¿Qué hacés?!…Deten…—intentó luchar Ryuka.
-Fufufufu, la resistencia es inútil...
 Un rato más tarde… otra vez.
-Nada es imposible para mí, la gran Yuuma-sama. Te ves casi guapo-dijo Yuuma mostrándole a Ryuka su reflejo.
No…yo… ¡MI BELLEZA HA SIDO DESTRUIDA! -gritó Ryuka dramáticamente mientras se lanzaba al piso a llorar.
No exageres, tarado-le dijo Akira mientras tomaba un secador y lo encendía-. Admito que estás mucho mejor ahora.
-Fufufu, esto es mucho más divertido de lo que pensé-reía Yuuma.
-Va a volver a crecer, ¿verdad?-preguntó Ryuka, acostado en posición fetal.
-Claro que no-respondió Kaneki sarcásticamente.
-¡¡¡NOOOOOOOOO!!!
-...-todos se quedaron mudos ante su reacción.
-...No era en serio, es obvio que volverá a crecer-se corrigió su hermano.
-Kaneki-kun, creo que has roto a tu hermano-comentó Yuuma.
-No quise...
-Déjalo, será mejor que se quede callado-agregó Akira.
-Calladito se ve más bonito-dijo Yuuma sonriendo. Akira solo pasó una toalla por el cabello de Kaneki y suspiró.
-Bueno, al menos una parte está terminada-concluyó.
-Esto es todo por hoy~-dijo Yuuma-. Al menos hasta que Ryuka-kun se despierte de su coma inducido.
-Puedes retirarte, Kimiharu-agregó Akira, tomando la toalla del cuello de Kaneki y colgándola sobre un poste de su cama para que se seque.
-Está bien, me quedaré hasta que Ryuka despierte-contestó.
-Pareces tener mucha paciencia-comentó la androide-. Yo no soportaría vivir con un hermano así.
-No sé si es paciencia, creo que me acostumbré-rio-. ¿No tienes hermanos?
-Soy hija única-dijo cortante al tomar un libro y acostarse en su cama.
-No quiero hablar de nii-sama ahora...-agregó Yuuma algo nerviosa.
-Ya veo-dijo Kaneki, notando la tensión que había en el aire.
Finalmente Ryuka despertó y ambos se fueron de la habitación, no sin Ryuka diciendo “Mi cabello... mi hermosísimo cabello...”
***
Mientras tanto, en la otra punta de la academia, específicamente en el Club de Investigación de lo Oculto...
-Hey, Kuro, ¿has visto a Senpai hoy?
 -¿Senpai sonrisa demoníaca o Senpai sin sonrisa?
-Senpai sonrisa demoníaca-respondió Shiro.
-Sí,  estaba con Senpai sin sonrisa y las nuevas.
-¿Las nuevas? ¿Las que son más planas que nosotras?
-Sí, Senpai sonrisa demoníaca las está acompañando.
-¿Qué hace con ellas? Es decir… ella es popular… y las nuevas Senpai son…son…ellas.
-Ni yo lo sé... tengo la hipótesis que está haciéndolas caer bajo su poder de súcubo para practicar para cuando intente conquistar el mundo a base de energía vital.
-Yo tengo la hipótesis de que toma fuerza del sufrimiento de otros…como cuando camina y sus pechos se balancean… Por qué tuvimos que ser unas tablas…
-No es que seamos planas, es que... ehm... pues... ¡No jodas! ¡Esa mujer nos quitó nuestros pechos mientras dormíamos!
-¡ES UN DEMONIO QUE ROBA LA BELLEZA DE LAS CHICAS!
-Debemos documentar esto...
-Para mostrárselo a nuestra gobernante... la jefa de Estados Unidos de Nipón.
-Espero que esta vez sí nos tome en serio.
-La última vez sus guardias nos sacaron a patadas...
-¡Pero si nuestra teoría sobre por qué Senpai sin sonrisa no tiene sangre es genial!
-Y casi no come...tengo una teoría... ¡Es una alienígena!
-Tendría sentido... quiero decir, ¿quién demonios lee enciclopedias de más de 1000 páginas y vive en el laboratorio? Está juntando datos para dárselos a su jefe.
-¿Y si Senpai sonrisa demoníaca también es una alienígena?

-Seguramente sus dos razas están aliadas para destruir a todos a base de pastillas de jabón.

sábado, 4 de abril de 2015

Capítulo 6: Escapando del hermano mayor yandere parte II: De huidas, golpes, fujoshis y lolis ninja

-Bien, ¿y cómo carajos se supone que salimos de aquí sin que ese chiflado nos vea?-preguntó Ryuka.
-¿Por la ventana?-sugirió Akira mirándolo con desprecio.
-Es buena idea... yo voy primero-“Al fin vere bragas…”, pensó Ryuka sonriendo como el pervertido que era.
-Fufufufu… Yo puedo leer tu mente, Ryuka-kun, no me gusta para nada en lo que estás pensando...-y antes que Ryuka pudiera reaccionar, Akira y Yuuma lo estaban pateando.  Kaneki miró la escena, confundido del por qué su hermano mayor estaba siendo pateado por un par de bishojos.
 -Si querías ver pantyshots te hubieras metido con otras chicas, tarado-respondió Akira.
-Bien, bien, no necesitan seguir-se cubrió Ryuka-. Damas primero.
-Así me gusta, fufufufu-dijo Yuuma antes de acercarse a la ventana.
-Un poco más abajo hay un árbol enorme, solo tenemos que saltar y sujetarnos a una rama, ¿se entendió, amorcitos?-preguntó Yuuma con "dulzura".
Kaneki asintió y Ryuka… Ryuka estaba ocupado mirando el poster de chicas en bikini que pego en la pared.
-¡Préstale atención a Yuuma-sama o su hermano nos matara!-Kaneki le dio un zape a Ryuka con fuerza.
-Al menos tenemos alguien razonable aquí-dijo irritada Akira antes de bajar.
-Sí, Kaneki-kun tiene el cerebro que le falta a Ryuka-kun-agregó Yuuma con su tono usual.
-¡Kaneki, no tenías que golpearme con fuerza!-se quejó su hermano.
-Yuu-chan, oigo a los depravados por aquí...-se escuchó desde fuera de la habitación.
-Akira-chan… ¿Estás pensando lo mismo que yo?-dijo Yuuma volviendo a verse aterrada.
-Sí, Yuu…
-¡Plan R!-gritaron ambas,  Yuuma tomó a Akira en brazos y saltó por la ventana.  Ambos se quedaron aterrorizados, sus "amigas" los abandonaron,  eran buscados por un tipo loco con gafas y lo peor (para Ryuka)… no había revistas H.
-¡¿Y yo qué?!-gritó Ryuka.
-¡Lo sentimos, mujeres y niños primero!-respondieron ambas desde la copa del árbol.
-¡Malditas!-les gritó Ryuka mientras las observaba, hasta darse cuenta que Kaneki también estaba con ellas-. ¿Eh? ¿Cuándo carajos te fuiste ahí, Kaneki?
-Saltar desde allí hasta aquí es muy fácil-respondió su hermano-. Ahora ven aquí antes que ese psicópata te corte en pedacitos con su bisturí.
Justo cuando Ryuka estaba por saltar, la puerta se abrió de golpe.
-¡Aquí estás, depravado!-dijo Tsukiyama con una sonrisa enfermiza.
“Mierda…’’, pensó Ryuka antes de saltar junto a sus "amigas" y su hermano.
Ryuka, quien había cerrado los ojos por miedo,  tenía la cara entre dos enormes y blandas  cosas. Cuando se dignó a abrirlos… Fue recibido por un golpe en la cara
-¡¿CÓMO TE ATREVES A PONER TU HORRIBLE CARA ENTRE MIS BELLOS OPPAI?!-le gritó Yuuma mientras lo golpeaba  con una rama que arranco del árbol.
-¡Piedad, por favor, fue un accidente!-imploró Ryuka.
“No me arrepiento de nada… ”, pensó mientras su nariz sangraba por más de un motivo.
-Vámonos, Yuu-dijo Akira tomando la mano de su amiga y disparándole dagas con la mirada a Ryuka.
Finalmente llegaron a la cafetería sin ser vistos por el doctor de la escuela, y dos chicas se acercaron al grupo. Una de ellas tenía largo cabello castaño recogido en dos coletas, y junto a ella había una chica de corto cabello azul a la que Ryuka comió con la mirada por dos grandes razones.
-Ustedes...-dijo la de cabello azul.
-Son...-continuó la de las coletas.
-¡Nuestra nueva OTP Yaoi!-gritaron ambas haciendo que media cafetería las mirara.
-No somos una pareja yaoi…-murmuró Ryuka mirando de nuevo la zona frontal de la de cabello azul.
-Boberias…-dijo la de las coletas-Lo uke se te ve a kilómetros…
-¡¿Uke, yo?! ¡Soy el seme más seme de todos los seme!-exclamó  Ryuka siendo él mismo.
-Fufufufu… esa ni tú te la crees…-rio Yuuma-. Dulces, ellas son Yuka y Rin…las fujoshi más grandes que el mundo ha conocido.
-Yuka... Rin... Yu... Ri...-se puso a repetir Ryuka en voz baja-. Ri... Yu... Yaoi... ¡Yuri!-gritó en un arranque de lucidez.
-¿Yuri?-preguntó Yuka.
-¡Ustedes son mi nueva OTP yuri!-las imitó partiéndose de la risa-¡Unas fujoshi! ¡Llamadas Yuri! ¡Soy un genio!
-Ryuka... no creo que este sea el mejor momento...-lo golpeó en el brazo Kaneki. Por supuesto él se dio cuenta de las miradas de desprecio que le dirigían ambas.
-Este uke...-comenzó Yuka.
-No es nada kawaii-terminó la frase Rin.
-Pero sigue siendo uke.
-Un enorme uke sin duda.
-Qué personas raras hay en este lugar...-pensó Kaneki en voz alta mientras Ryuka seguía riéndose.
-Y todavía no conoces a Mimi-le respondió Akira.
-¿Mimi? ¿Quién es Mimi?-preguntó desconcertado.
-Yo soy Mimi-dijo una voz aguda proveniente de detrás de Yuuma.
-¡Nya-chan!-dijo la vampiresa antes de abrazarla. Era una chica bajita, de cabello rosado, con dos ¿orejas? púrpuras sobresaliendo de su cabeza.
-¿Q...? ¿De dónde salió?-volvió a preguntar incrédulo.
-Nya-chan es una neko-respondió Yuuma sin dejar de abrazarla-. Una neko hermosamente tierna y abrazable~
-Un minuto…-dijo Ryuka-… Es... una… ¡LOLI!
Todos miraron incrédulos a Ryuka, el cual comenzó a decir incoherencias del por qué las lolis son lo mejor en la tierra después de los oppai y los pantyshots.
-Cielos…Oniichan asusta un poco…-dijo Mimi.
-¿Oniichan? Hoy… es… ¡el mejor día de mi vida! Mi cara toco oppai, una loli me llamo Oniichan, vi otro par de senos enormes…-Ryuka estaba llorando de alegría mientras decía  lo buena que era su vida.
-Sí, sí, todo hubiera sido hermoso de no haber provocado a un doctor psicópata, y que todos te hayan golpeado por depravado-acotó Kaneki para sí.
Mientras Ryuka celebraba la vida, Yuka tomaba nota sobre la relación de ambos gemelos y Rin intentaba hacer bocetos de sus rostros.
-¿Qué hacen?-preguntó Akira acercándose.
-No podemos hablar ahora-respondió Yuka concentrada.
-Es hora del doujin-agregó Rin borrando su bosquejo.
-¿Alguien dijo doujin? ¿Doujin hentai?-preguntó Ryuka luego de terminar su monólogo.
-Doujin... ¡YA-O-I!-gritaron emocionadas ambas.
"¿Por qué siento que este lugar es cada vez más raro...?", pensó Kaneki, "Claro, obviando el hecho que estas chicas están dibújandome en una relación comprometedora con mi no tan querido hermano..."